El Coral

“Coral, elegancia y pasión”

Esta piedra preciosa de origen orgánico aparece en los mares y océanos formando atolones, bancos y arrecifes. Sus colores son el rojo, blanco, rosa, azul y negro. Los Corales no trabajados son de color mate, y adquieren su brillo al ser pulidos. Las tres cuartas partes de la producción mundial de estas gemas orgánicas se trabajan en Italia, y el resto en Japón. El Coral rojo oscuro ha sido el más valorado junto con el negro, otra variedad muy apreciada es un Coral de delicados tonos rosados llamado de piel de ángel. EI crecimiento del Coral, es extraordinariamente lento e ininterrumpido, entre 0,5 y 1,5 centímetros anuales, en miles de años construyen un arrecife donde los corales subsisten.

Formas

El Coral es una gema orgánica que se extrae en troncos que posteriormente son tallados para darle la forma deseada, según para lo que se desee utilizar la pieza. Por este motivo el Coral en joyería se encuentra de las siguientes formas:

– Redonda: el Coral redondo es simétrico y rodará en línea recta.

– Barroca: indica una forma irregular.

– Semi-redonda: formas redondeadas, pero sin llegar a ser completamente esférica.

– Semi-barroca: es un término general que engloba varias formas, como pueden ser botón, pera, gota, oval. Es decir todas las que no entran en los grupos anteriores.

Color

La gema de Coral, formada por carbonato de calcio, se presenta en variados colores como el rojo, rosa, blanco y negro, y son estos bellos colores los que lo hacen muy buscado para joyería, siendo la tonalidad rosa suave una de las más apreciadas.

Calidad

El Coral, a diferencia de las perlas, no posee un sistema de graduación para determinar su calidad.

Uno de los factores clave para valorar el Coral es el color, el color rojo oscuro ha sido el más valorado junto con el negro. Tambien influyen las características del mismo, la perfección de la talla y el valor artístico de la obra.

Otro elemento fundamental de valoración de la gema de Coral es el tamaño, las piezas grandes son muy raras y caras, también es esencial que no tenga agujeros.

Tamaño

El tamaño de la gema de Coral se mide por su diámetro en milímetros. El Coral puede tener tamaños muy variados, ya que puede ser tallado con la forma y tamaño que se desee. El Coral se extrae en grandes troncos, y dependiendo de para lo que se vaya a utilizar, así se trata la pieza. Por lo tanto, nos podemos encontrar desde perlas de coral de 3mm. de diámetro, hasta figuras talladas de 50 mm. o incluso de varios centímetros.

En Monperla nos centramos en los tamaños que creemos más adecuados para la joyería, ofreciéndole una amplia gama de la más alta calidad para que usted elija el que más se adecúe a sus necesidades. Así en Monperla podrá encontrar piezas desde los 6 mm. hasta 20 mm. montadas en pendientes o collares.